Balance

sea-912560_1920Para algunos, no significa nada, para otros, ha sido un punto importante de partida y más allá de las tradiciones, este tiempo debe ser un ajuste interno para retomar tus propósitos.

Se acerca el fin de año, y seguro muchos de ustedes están preparando todo para esa noche. Parte de esa preparación consiste en tener elementos, a los  que tradicionalmente, se les han atribuido cualidades de buena suerte. Alrededor del mundo, puedes encontrar tradiciones para este día. En países como Inglaterra, se acostumbra a realizar el First footing y consiste en visitar a familia o amigos al momento del anuncio del nuevo año. La persona más puntual debe llevar un presente, pan o dinero. Así, tendrá buena suerte durante el año y no le faltará la comida ni el dinero.

En Estados Unidos, se dan un beso a la media noche para garantizar compañía todo el año. Los japoneses acostumbran a comer toshikoshi-soba que es un fideo largo y delgado. Se cree que comerlo, se tendrá larga vida y muy próspera. También acostumbran en los templos budistas tocar las campanas 108 veces para que las personas no caigan en los 108 pecados propios del ser humano. En Italia acostumbran a comer lentejas para tener riqueza y dinero. Entre más coman, más recibirán.

Uno más popular al redor del mundo es usar ropa interior de algún color. El rojo para el amor, el amarillo para la riqueza o la buena suerte, en Filipinas lo acostumbran a usar con estampados de puntos porque los equiparan con monedas.

Cualquiera que sea la estrategia que hagas, debe tener puesta toda tu mente en ella para fortalecerla. Aunque, nada de esto tiene sentido, si internamente no se hace un verdadero cambio. Esta celebración debe ser un momento para hacer un balance del año recorrido, celebrar los logros obtenidos y, sobre todo, validar los motivos por los cuales no se cumplieron algunos. Una de mis estrategias para el fin de año es escribir en un papel todo lo malo que quiero que salga de mí y quemar el papel. Dejar atrás esas dificultades para darle cabida a las oportunidades y centrarme en éstas últimas para obtenerlas durante el siguiente año.

Desde ya, comienza a hacer tu balance y focaliza tus metas para el 2016. Recuerda que pudiste dejar de lado algún objetivo importante y debas retomarlo. ¿Y cuéntanos, cuál es tu estrategia para el fin de año?

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.