La reconciliación

solution-1783776_1920“Deja allí mismo tu ofrenda delante del altar, y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y después volverás a presentar tu ofrenda.” (Jesús, Sermón de la Montaña)
En sociedades complejas como en la que vivo, donde la marginalidad es un común denominador de grandes mayorías con limitaciones de alimento, agua potable, salud, energía eléctrica y un sin número de aspectos que frenan el desarrollo y como consecuencia, la libertad de las personas (Amartya Sen, Premio Novel de Economía); la violencia se ha aferrado como un medio para lograr el poder económico de las regiones, dejando un legado de desesperanza en los corazones de todas esas personas.

Muchos de ellos han acudido al odio como mecanismo de defensa para dar perpetuidad a una ola de inseguridad. Otros, con gran valentía, han decidido mantenerse firmes en su esperanza de lograr grandes cambios para sus sociedades, ofreciendo gestos de perdón y reconciliación hasta con sus mismos verdugos y donde la mujer ha jugado un papel importante.

Es cierto que reponer la pérdida de personas es imposible y por más reparación que haya, la ausencia de un ser querido nunca será superado. Pese a ello, sociedades han logrado trascender de momentos muy difíciles para dar iluminación a sus propias vidas gracias a un deseo esperanzador de paz. Ellos solo quieren tranquilidad porque saben que lo ocurrido ya no volverá a modificarse. Solo esperan que el futuro  sea diferente. Sentir la reconciliación que ellos mismos tuvieron que vivir para entender que sin el perdón de su enemigo, es más difícil obtener lo que más anhelan.

Buda dijo: “Quien te hace enojar, te domina” lo que nos permite analizar, que seguir punzando frente a un tema sobre el cual se ha enfatizado mucho, hará que se mantenga en un círculo vicioso quién sabe por cuánto tiempo. Es bueno llegar a un momento donde hay que tomar decisiones para emprender nuevas experiencias que, tal vez, puedan ser en compañía del quien fue tu enemigo, ese enemigo, que incluso puede ser tú mismo.

No olvides dejar tus comentarios para enriquecer el pensamiento y compartirlo con tus amigos. Gracias por leer mis palabras.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.