El lenguaje en las redes sociales

La era de la tecnología ha sido, después de la revolución industrial y la de los derechos humanos, la más fuerte revolución de la humanidad. Ésta, no solo ha aportado herramientas para optimizar procesos, reducir costos, mejorar la calidad de vida sino que ha abierto una gran puerta para que cada individuo pueda expresarse y a su vez, ser escuchado por miles de personas al rededor de mundo.

A través de las redes sociales y la movilidad de la comunicación, gracias a los teléfonos inteligentes, cada individuo puede mostrar al mundo y a más personas su forma de pensar en el momento que quiera. Y aunque parezca de ficción, un comentario tuyo puede tener mucho valor para miles de personas haciéndolo viral. Algo parecido al efecto mariposa de la teoría del caos: «El leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo».

Estos canales de comunicación, se han fortalecido tanto, que son el principal medio de consulta para cualquier tema con enorme poder de influencia. Sin embargo, toda esta apertura que me parece valiosa, porque con ella me puedo comunicar contigo, ha traído una gran problemática llamada polarización. Claro, ésta no surge sola por el hecho de tener un canal de comunicación, sino que viene acompañada por influenciadores que llevan a las personas a tomar partido sobre determinado tema con la ayuda de un nuevo fenómeno que se ha llamado las posverdad.

A diario, puedo ver cómo las personas se agreden unas a otras por determinados temas políticos o sociales. A veces reviso los comentarios de algunas noticias y me aterra el nivel de agresión que se transmiten por estos canales. Si bien es cierto que éstas te dan la libertad para opinar, considero que la forma como lo haces, debe ser respetuosa. Así puedes generar un debate profundo y ser más influyente.

Me gustan las redes sociales. He estudiado sobre ellas pero también he aprendido a tener un balance con ellas. Hubo un tiempo, en que no conocía mucho al respecto aunque las usaba frecuentemente, que fueron un foco de mis problemas de ansiedad. Todo lo que encontraba en ellas, era absorbido por mi mente y lo que consideraba negativo, terminaba siendo un caos en mi cabeza.

Después de haber estudiado sobre ellas, he aprendido que puedes convivir sin que te generen problemas. Lo primero que debes entender es que no todo lo que se dice en ellas es verdad. Con la ayuda del internet, puedes validar mucha información. Lo segundo, no tomarse como propio todo aquel comentario que se haga en ellas, en especial si es una respuesta a alguna intervención tuya. Lo tercero, siempre sé respetuoso (a) con tus interlocutores con la forma como te expreses y las palabras que usas. Y finalmente, busca otros espacios de interacción. Deja el online y ve al offline. Un rato con tu familia o amigos, puede ser mucho más interesante que quedarte dentro de tu celular.

Gracias por leer mi blog. No olvides compartir tus comentarios y compartirlo con tus amigos.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.